“Mi mentora es el modelo pedagógico que quiero seguir”

Isidora Gacitúa es alumna de Pedagogía Básica Bilingüe y está segura de que su mentora, Bernardita Debesa, marcará una diferencia en su formación como futura docente, gracias a la retroalimentación efectiva que le entrega.


En la sala de clases de primero básico del Colegio Santiago College, Isidora Gacitúa, alumna de Pedagogía Básica Bilingüe (PEB) UANDES, se pasea por los distintos puestos y se sienta al lado de los alumnos que van más atrasados con la tarea. Les explica cómo deben usar sus materiales y les hace dibujos para que puedan entender mejor las instrucciones. Desde una esquina de la sala, la mira orgullosa su profesora mentora, Bernardita Debesa, quien comenta cuán dedicada es Isidora en apoyar a los alumnos que más la necesitan, siendo muy comprensiva y atenta con ellos en todo momento.

La relación que Isidora y Bernardita han forjado les ha permitido apoyarse mutuamente. “Durante el año Isidora se convirtió en una gran ayuda dentro de la sala, ya sea ayudándonos a preparar material, enseñando contenidos con todo el curso o grupos pequeños, apoyando en los centros de inglés y matemáticas, o guiando a nuestros alumnos con dificultades tanto académicas como personales”, cuenta Bernardita, quien además destaca el importante vínculo que nuestra alumna Isidora ha generado con los niños del curso.

Para Isidora, tener a Bernardita ha sido clave en su formación práctica, ya que se ha convertido en su modelo de referencia docente. “Mi profesora me ha apoyado mucho durante la práctica, siempre me ha dado la libertad y oportunidad de grabar y participar durante las clases. Además, se preocupaba de tenerme alguna actividad para que yo realizara casi todas las semanas. Siento que la confianza que ella ha depositado en mí ha sido un pilar fundamental para llevar la práctica de una muy buena manera y poder desarrollarme”, destaca Isidora.

Bernardita cada semana le da un espacio de su clase a Isidora para que pueda realizar las intervenciones pedagógicas que le exigen los cursos de la UANDES y le entrega una retroalimentación frecuente, enfatizando en las fortalezas de Isidora e indicando acciones de mejora. “Me daba constantemente consejos y yo podía ir aprendiendo en el camino. Que alguien como tu mentora te diga cómo mejorar favorece demasiado para no volver a cometer los mismos errores. Cuando ella se daba cuenta de alguna dificultad que se me presentaba durante la clase, me daba consejos de cómo hacerlo para una próxima vez, para que no vuelva a pasar lo mismo”, describir Isidora.

Bernardita relata orgullosa el progreso que ha visto en su alumna en práctica durante el año escolar, recordando que en sus primeras clases se notaba mucho más nerviosa, y la retroalimentación giraba en torno al uso y manejo de su voz y a cómo manejar situaciones donde los alumnos se desordenaban más. “Ella acogió de forma positiva y exitosa estas recomendaciones y las implementó de inmediato. Ya a fines del primer semestre y todo el segundo semestre, vimos a Isidora empoderada de su rol, conociendo las personalidades de los niños y adaptándose a sus necesidades, siendo para nosotras una profesora más y no una alumna en práctica”, narra Bernardita.

Para finalizar, Isidora agradece el trabajo que ha hecho su mentora y valora el excelente modelo pedagógico que ella refleja. Reconoce que admira a su mentora y que ella implementará muchas de las estrategias que ha visto en su mentora cuando sea profesora en el futuro. “Mi mentora tiene un manejo del curso impresionante, además logra crear un excelente clima, en el cual los niños se atreven a expresarse con libertad y a cometer errores. También ella sabe controlar los diversos problemas que se pueden formar en el aula y fuera de ella, lo que me enseñó a enfrentar los diversos problemas de una buena manera, ya que la teoría es una cosa, pero llevarlo a la práctica es otra”, menciona Isidora.